30.6.13

Alonso le recorta 15 puntos a Vettel en una carrera caótica con el abandono del piloto alemán

 

Fernando Alonso

Fernando Alonso, rodando con su Ferrari en el circuito de Silverstone. (EFE)

  • EP. 30.06.2013 -

El piloto alemán de Mercedes, Nico Rosberg, ha logrado la victoria en un accidentado Gran Premio de Gran Bretaña, disputado este domingo en el circuito de Silverstone, por delante del australiano Mark Webber (Red Bull) y del español Fernando Alonso (Ferrari), quien protagonizó una gran remontada, en una carrera en la que el líder del mundial, Sebastian Vettel (Red Bull), tuvo que abandonar.

La carrera fue muy accidentada desde los primeros compases, donde los neumáticos marcaron el devenir de los pilotos. Desde el mismo instante en que se apagó el semáforo Vettel fue consciente de la gran oportunidad que tenía delante. Una ocasión perfecta de ampliar su ventaja al frente del Mundial, con sus dos máximos perseguidores saliendo noveno y décimo. Y con esa ambición comenzó el alemán que adelantó en la misma recta de salida a Rosberg, mientras Hamilton aguantaba la primera plaza.

Las gomas patinaron y provocaron una mala salida de Alonso

Fernando Alonso, pese a salir desde atrás, vislumbraba un día perfecto para los intereses de su Ferrari F138. Asfalto seco y día soleado, pero ni por esas. Las gomas patinaron,provocando una muy mala salida del asturiano que también fue frenado por el tapón de Webber. Ya en carrera, el piloto de Ferrari fue capaz de desembarazarse rápidamente de Jenson Button (McLaren) y Romain Grosjean (Lotus), subiendo a la octava plaza.

En la décima vuelta el panorama de la carrera cambió por completo y los neumáticos pasaron a ser los protagonistas. Dos pinchazos consecutivos, primero del hasta ese momento líder Hamilton y después de Felipe Massa (Ferrari), marcaron las siguientes vueltas y destrozaron la  carrera del británico y la descomunal salida del brasileño —adelantó seis posiciones—. 

Muchos fueron los pilotos que decidieron cambiar de estrategia y apostar por las tres paradas para protegerse de la degradación. Alonso fue uno de los primeros y en el baile de 'boxes' consiguió volver a pista subiendo hasta la quinta posición.

El enigma de las gomas

Instantes después el enigma de las gomas continuó, acentuado por el pinchazo de Jean-Eric Vergne (Toro Rosso) que provocó la salida del safety car. Alonso vio entonces como los quince segundos de desventaja con Vettel desaparecían. Cinco vueltas más tarde se reanudó la carrera, era el momento de subir al podio. Alonso lo sabía y trató de sortear el tapón provocado por Adrian Sutil (Force India), mientras Vettel y Rosberg volaban por delante.

El otro momento determinante de la carrera fue el segundo paso por boxes. Alonso, perjudicado a la salida por Grosjean, perdió la posición con Raikkonen y más tarde con Webber en pista. La mala estrategia de Ferrari volvía a ser decisiva de cara a las aspiraciones del asturiano. A diez vueltas del final el español era quinto.

Llegó entonces el abandono de Vettel, con problemas en su Red Bull, aparentemente en su caja de cambios. Nuevo safety car y Alonso se lo jugó todo a una carta. El asturiano puso gomas nuevas y subió de la octava posición a la que había caído hasta la tercera en las seis vueltas que quedaron cuando el coche de seguridad se retiró.

La carrera terminó con Rosberg y Webber, primero y segundo respectivamente, luchando hasta la última curva y con Hamilton llegando instantes después de Fernando Alonso. El tercer puesto final del español otorga un aire de espereza en sus pretensiones por el título.

"He tenido suerte"

Alonso ha desvelado tras subirse al tercer cajón del podio que la carrera le deja una "sensación rara" a pesar de recortarle "puntos" en la general al alemán Sebastian Vettel (Red Bull), quien tuvo que abandonar, ya que aún no tienen "un ritmo bueno".

"Es una sensación rara porque es verdad que hemos reducido la distancia en la general con Vettel, pero aún no tenemos un ritmo suficientemente bueno. Ha habido otros domingos en donde hemos perdido puntos pero nos sentíamos más optimistas después. Hemos recortado puntos pero aún queda mucho trabajo por hacer. De toda formas, creo en mi equipo", aseguró Alonso sobre el tercer cajón del podio de Silverstone.

En dos momentos de la carrera me he asustado mucho

Además, el español, que con esta tercera posición se mantiene segundo en el Mundial a 21 puntos de Vettel, se mostró satisfecho con el podio después de partir noveno en la parrilla. "Ha sido una buena carrera para nosotros. Con el último safety car hemos perdido seis posiciones pero al final hemos podido recuperar puestos en una carrera con mucha suerte. Hemos visto los problemas del resto de coches con los neumáticos y nosotros no hemos tenido", dijo.

Alonso explicó un par de situaciones en donde evitó chocar con piezas de otros vehículos en la pista. "Ha habido dos momentos en donde me he asustado mucho porque he evitado por centímetros el contacto con las partes de los coches que estaban en la pista. Han sido momentos arriesgados pero he tenido suerte y todo ha salido bien", aseguró.

"Estamos contentos y hoy sólo queda disfrutar de este tercer puesto, aunque a partir del lunes hay que ponerse a trabajar ya para el próximo Gran Premio de Alemania. Queda mucho trabajo por hacer", concluyó el piloto de Ferrari.

Publicado por 20 Minutos con licencia Creative Commons

Publicar un comentario