11.7.13

El Papa reforma el código penal y refuerza las sanciones contra el abuso de menores y la pornografía infantil.

 

 

 

El Papa Francisco ha aprobado una reforma del código penal de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano que contempla, entre otras cosas, la introducción del delito de tortura y una amplia y mayor definición de los delitos contra menores, entre ellos la pornografía infantil y el abuso de menores.

Con esta reforma, aprobada a través de un 'Motu Proprio' (documento papal), Francisco prosigue la puesta al día del ordenamiento jurídico en la línea ya comenzada en 2010 por el Papa Benedicto XVI, según informó el Vaticano.

Elimina la cadena perpetua en el Vaticano,  sustituida por una pena máxima de 30 a 35 años, según ha informado este jueves la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

Modifica el artículo 116 del Código Penal, relativo a 'Delitos contra la patria', para reformular y configurar los delitos de sustracción, robo de documentos reservados y divulgación de noticias, para los que fija una pena de 6 meses a dos años, en casos leves, y de cuatro a ocho en casos más graves.

Las modificaciones entrarán en vigor a principios de septiembre

Introduce un sistema de sanciones a cargo de las personas jurídicas "por todos los casos en que se realicen actividades criminales cometidas de los órganos o empleados, establecen responsabilidad directa con sanciones de inhabilitación y multa".

Y especifica en la ley complementaria penal, de acuerdo a la Convención de la Tutela de Menores, delitos contra menores, relacionados con la venta, prostitución, reclutamiento y violencia sexual, pornografía infantil, tenencia de material de pornografía infantil y abusos sexuales contra menores".

Publicar un comentario