16.6.13

Copa Confederaciones: Brasil gana con solvencia a Japón en el partido inaugural

 

Neymar, con un golazo, Paulinho y Jo dan la victoria en el partido inaugural a los de Scolari ante un Japón decepcionante (3-0)

 

Copa Confederaciones: Brasil gana con solvencia a Japón en el partido inaugural

Neymar celebra su gol con Brasil ante Japón Vanderlei Almeida - Afp

Roberto Rodríguez

Roberto Rodríguez | Sigue a este autor en Twitter

ver tema

Neymar

Ficha técnica

  • 3 - Brasil: Julio César; Daniel Alves, Thiago Silva, David Luiz, Marcelo; Luiz Gustavo, Paulinho, Oscar; Hulk (m.74, Hernanes), Neymar (m.73, Lucas Moura) y Fred (m.80, Jô). Seleccionador: Luiz Felipe Scolari.
    0 - Japón: Kawashima; Uchida, Yoshida, Konno, Nagamoto; Endo (m.77, Hosogai), Hasebe, Honda (m.87, Inui), Kiyotake (m.50, Maeda); Kagawa y Okazaki. Seleccionador: Alberto Zaccheroni. (ITA).
    Goles: 1-0. Min.3: Neymar; 2-0. Min.47: Paulinho. 3-0. Min.92: Jô.
    Árbitro: Pedro Proença (POR) amonestó a Hasebe (m.45).
    Incidencias: partido inaugural de la Copa Confederaciones jugado en el estadio Nacional de Brasilia, ante cerca de 67.400 espectadores.

Un golazo de Neymar, otro de Paulinho y uno más de Jo, cuando el partido expiraba, sirvieron a Brasil para sacar adelante su debut en la Copa de Confederaciones en el partido inaugural del torneo ante la selección de Japón. Los de Scolari dominaron el encuentro con claridad y con una solvente victoria (3-0) dan un paso importante para lograr su clasificación para semifinales.
Dos minutos tardó Neymar en dejar boquiabiertos a los 65.000 espectadores del Nacional de Brasilia y a los millones de personas que veían en todo el planeta la inauguración del torneo. El flamante fichaje del Barça enganchó una potente bolea desde la frontal para colar el esférico en la escuadra de la portería de Japón.
Golpeaba muy pronto Brasil al combinado nipón, del que se esperaba mucho más. Una selección con la mayoría de jugadores en equipos europeos que acumula mucho talento en las botas de Honda y Kagawa. Sin embargo, el tempranero gol de Brasil arruinó el planteamiento de los de Zacheroni, que teminaron cayendo en la trampa de los anfitriones y no pudieron superar el partido a la contra que les plantearon y el mal estado del césped.
Brasil tampoco deslumbró, pero fue más efectivo y convincente que su rival. Con destellos de calidad pero sin continuidad en el juego. El brasileño es un equipo sin ritmo en la construcción que vive de las genialidades de sus hombres de ataque, y al que le falta cuajo para dominar los partidos con holgura. Fue la presión de la ‘torcida’ brasileña lo que empujó a los brasileños a tener más posesión y, pese a que sus acciones eran lentas, fueron capaces de crear numerosas ocasiones de peligro.
Scolari ha creado un equipo con el contragolpe como principal objetivo. Sin embargo ante Japón se vieron obligados a tener el balón y cumplieron con su papel como todos esperaban. Oscar, Neymar y Hulk fueron los líderes del equipo anfitrión en ataque. Primero fue el del Barça en probarlo, después fue Hulk, con un chut al lateral de la red. Oscar y Fred también tendrían la suya antes del descanso, con buenas respuestas del portero.
La falta de ritmo en el equipo brasileño la provocan los dos medios de contención que Scolari sitúa siempre por delante de sus imponentes centrales: David Luiz y Thiago Silva. Esta protección permite que los laterales, Alves y Marcelo, puedan subir con asiduidad por sus respectivos carriles.
Si en la primera parte Japón no tuvo tiempo de entrar en el partido, en la segunda sucedió exactamente lo mismo. De nuevo en el minuto dos Brasil volvía a ver portería para sentenciar el encuentro. Paulinho mostró porque confía tanto en él Scolari y con la ayuda del portero marcó el segundo al saque de un córner.
Japón intentó estirarse en los minutos finales, en busca de un gol que les metiese en el partido, pero Brasil supo tirar de oficio para mantener su portería a cero, e incluso fueron capaces de lograr un tanto más, en un contragolpe bien llevado por Oscar, que terminó Jo. Brasil vence y convence en su estreno ante la selección nipona, y mantiene vivo el sueño de la 'torcida' de alzarse con el campeonato en su propia casa.

Leer más: http://www.lavanguardia.com/copa-confederaciones/20130615/54376009538/copa-confederaciones-

Publicar un comentario