22.5.13

RAJOY INSISTE EN QUE NO VA A CAMBIAR SU POLÍTICA.

 

 

Como siempre, ve efectos positivos en la economía algo que nadie parece comprender. Tiene el mismo proceder que su antecesor Zapatero, pero en las urnas le va a salir mucho más caro.

 

Rajoy rehúye las preguntas sobre Aznar e insiste en que no va a cambiar su política

Mariano Rajoy a su llegada al Consejo Europeo en Bruselas. | Eric Vidal / Reuters

Mariano Rajoy a su llegada al Consejo Europeo en Bruselas. | Eric Vidal / Reuters

  • Hasta en media docena de ocasiones evita dar una respuesta
  • 'Tengo por norma no comentar las opiniones de los ex presidentes'
  • Dice que cambiar su política sería 'engañar' a los españoles

Javier G. Gallego | Bruselas

Mariano Rajoy no quiere hablar de las declaraciones de José María Aznar en las que abrió la puerta a una hipotética vuelta a la política y en las que censuró el rumbo de la política económica del Gobierno, que remató con un "hay que bajar los impuestos ahora". Preguntado al respecto hasta en media docena de ocasiones, el presidente del Gobierno rehuyó cada pregunta escudándose en que "no comenta jamás las opiniones de los ex presidentes del Gobierno y, por tanto, no lo voy a hacer".

"No va a encontrarme ningún comentario contra un ex presidente y menos contra Aznar", ha repetido un hermético Rajoy en Bruselas, que ni siquiera ha querido decir si vio ayer la entrevista al ex presidente en Antena 3. Su reacción contrasta con el revuelo político que ha generado en España.

En una rueda de prensa al término del Consejo Europeo de Bruselas, Rajoy ha recalcado que va a seguir con su política económica. A su entender, "el rumbo marcado hay que mantenerlo" y no va a "cambiar la política" porque si no estaría "engañando" a los españoles. Así, ha declarado que va a mantener "el ritmo y el fondo" para lograr la creación de empleo y el crecimiento, los dos grandes objetivos, según ha definido. "Hemos tenido que tomar decisiones, pero ya hemos empezado a corregir esos desequilibrios, como lo demuestran algunos indicadores como la inflación, el déficit, la deuda externa y la balanza comercial", ha declarado.

Ése fue el único aspecto en el que se podría decir que ha contestado a Aznar, ya que de forma expresa ha eludido una y otra vez hacer una valoración. "No va a encontrarme con ninguna polémica", ha dicho. Y aunque los periodistas han insistido con diferentes preguntas. "Le rogaría que no me hagan decir lo mismo aunque sea de la misma forma", ha respondido otra vez. "Yo tengo que preocuparme de lo que tengo que preocuparme".

El próximo miércoles la Comisión Europea presentará sus recomendaciones específicas a España, pero Rajoy cree que no habrá grandes sorpresas y ha bendecido la decisión "inteligente" de dar dos años más para cumplir con el déficit. "El año pasado se hizo un esfuerzo importante en plena recesión, ahora la Comisión ha tomado una decisión justa y equilibrada".

"Ya estamos viendo algunos efectos positivos en la economía", ha insistido el presidente del Gobierno, que ha recordado que "hace un año me preguntaban si íbamos a ser rescatados y pagábamos el 7% por financiarnos. Hoy pagamos un 4% y hemos superado la crisis financiera".

No descarta necesitar más dinero para sanear la banca

No obstante, no ha descartado que las entidades financieras españolas vayan a necesitar más dinero público, aunque sí cree que no será necesario echar mano de más fondos europeos, a pesar de que todavía queda un remanente de 60.000 millones de euros del préstamo del Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede). "En el supuesto de que hiciera falta, no tendría que recurrir del Mede. Si se necesitara, podríamos salir a captar ese dinero en el mercado". Rajoy ha dicho después que, llegado el caso, se trata de "cantidades muy menores". "No estoy preocupado por ese tema", ha zanjado.

También ha desmentido que la canciller alemana, Angela Merkel, le haya animado a utilizar más dinero del fondo europeo. En tono jocoso, ha admitido que "de pedirme algo, me hubiera pedido lo contrario".

Fuente elmundo.es

Publicar un comentario