18.5.13

“Pecadores, sí; corruptos, no”

 

Otra crítica papal a la corrupción: “Pecadores, sí; corruptos, no”

POR JULIO ALGAÑARAZ

VATICANO. CORRESPONSAL - 18/05/13

Fue en una homilía en el Vaticano. El jueves, Francisco había condenado la evasión fiscal.

Francisco, el Papa argentino, arremetió por segunda vez en dos días contra lo que llama“la corrupción tentacular” generalizada en muchos países. Ayer, afirmó con contundencia: “Pecadores sí, todos; corruptos, no”.

En la homilía de su misa cotidiana en la Casa de Santa Marta, el hotel interno del Vaticano donde se aloja desde el Cónclave que lo eligió Sumo Pontífice el 13 de marzo, el Papa volvió sobre el tema refiriéndose a San Pedro y a su relación con Cristo.

El jueves, ante los embajadores que presentaron credenciales en Santa Marta, Francisco había criticado en duros términos la evasión fiscal y la corrupción generalizada. Recordó que el dinero “debe servir y no gobernar” y lo calificó como “una tiranía” de nuestra época.

Ayer, contó en cambio los sufrimientos del principal de los apóstoles.

“Pedro era un pecador, pero no un corrupto ¿eh?”, aclaró Jorge Bergoglio. El Papa argentino en sus intervenciones se muestra muy sensible e indignado con la difusión de la corrupción entre políticos, gobernantes y privados. Mientras era cardenal arzobispo de Buenos Aires, atacó varias veces abiertamente los sistemas de corrupción imperantes.

“El problema no es ser pecadores”, dijo en el sermón. “El problema es no dejarse transformar en el amor del encuentro con Cristo”. Recordó el relato de los Evangelios, cuando Jesús resucitado pidió tres veces a Pedro si lo ama. “Pedro creía ser un hombre bravo. Es fogoso, toma la espada para defender a Cristo pero después lo reniega tres veces. Y cuando Jesús lo fija con su mirada tan bella, Pedro llora”.

“En esos encuentros, el Señor va madurando el alma y el corazón de Pedro. Lo madura en el amor. Por eso Pedro, cuando siente que Jesús le pide tres veces: ‘Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?, Pedro se avergüenza porque recuerda que tres veces dijo que no lo conocía”.

A Pedro, “el Señor le hace sentir que él y también nosotros, todos somos pecadores.

El problema no es el pecado, sino no tener vergüenza de lo que hicimos ”. Jesús consignó su grey a un pecador. “Pero Pedro era pecador, no un corrompido”, agregó Francisco. Pecadores somos todos; pero corruptos, no.

Esto es inaceptable, fue el mensaje del Papa argentino.

El Pontífice recibió más tarde en audiencia a los responsables de las Pontificias Obras Misioneras, que concluyeron su asamblea general. Francisco los elogió. “Ustedes me son particularmente queridos porque ayudan a tener vivo el empeño de la evangelización en el mundo”, les dijo.

Llevar a Cristo a todos lados “no es una misión facultativa de la Iglesia, es esencial”, afirmó.

La acción misionera “es un paradigma de todas las obras de la Iglesia. El Obispo de Roma es llamado no solo a ser pastor de su Iglesia particular, sino también de todas las Iglesias, para que el Evangelio sea anunciado hasta los extremos confines de la tierra”.

En cada época de la Iglesia, prosiguió Francisco, el imperativo de anunciar a Cristo es fundamental. La misión es “entusiasmante pero difícil”, concluyó el Pontífice argentino en su audiencia.

Fuente: Clarin.com

Publicar un comentario