2.5.13

El ejército ha sido el blanco de un “número considerable” de ataques cibernéticos, dijo el Ministerio de Defensa Chino el miércoles.

 

To Chinese defense spokesman Geng Yansheng, it is irrelevant which party in Japan purchases the disputed islands. (Photo/CNS)

Geng Yansheng, portavoz del ministerio chino de Defensa.

Pekín, 21/02/2013(El Pueblo en Línea). Computadoras militares sufrieron “un gran número” de ataques desde el extranjero, y “un número considerable” de ellos provino desde los Estados Unidos a juzgar por las direcciones IP, dijo el portavoz del ministerio Geng Yansheng.
Cada país debe manejar la seguridad cibernética de “manera profesional y responsable”, destacó Geng.
Pero no acusó directamente al gobierno de los EEUU de estar detrás de los ataques, ya que las direcciones IP pueden estar disfrazadas, dijo.
Las declaraciones se producen en respuesta a un informe publicado el martes por la compañía estadounidense de seguridad informática Mandiant que acusaba al ejército chino de hackear sitios web de EEUU.
La seguridad cibernética es una nueva forma de Washington de imponer presión sobre el ejército chino, dijeron los observadores.
En el informe se afirma que una unidad militar en Shanghai estaba detrás de una serie de ciberataques contra empresas estadounidenses.
La Casa Blanca dijo que la administración de Obama ha expresado reiteradamente su preocupación por robo cibernético a los más altos niveles del gobierno chino, y del ejército.
Richard Bejtlich, el jefe de seguridad de Mandiant, dijo que la compañía decidió hacer público su informe, en parte para ayudar a enviar un mensaje tanto al gobierno chino y como estadounidense para comunicarse mutuamente, “sin tener que preocuparse acerca de la sensibilidad en torno a la divulgación de información clasificada” , según informes de medios de comunicación.
“China y EEUU han mantenido una comunicación sobre el tema (del hacking)”, dijo el vocero de la cancillería Hong Lei, en una rueda de prensa el miércoles.
El Ministerio de Defensa dijo que el informe de Mandiant carece de fundamento tanto fáctico como jurídico y que “la divulgación de información irresponsable no ayudará a resolver los problemas”.
“El informe carece de pruebas técnicas, ya que sólo se basa en la vinculación de la dirección IP para llegar a la conclusión de que los ataques de los hackers tuvieron su origen en China”, dijo Geng.
Los ciberataques son globales, anónimos y engañosos y sus verdaderas fuentes a menudo pueden ser difíciles de identificar, agregó.

 

Ye Zheng, un especialista en información del Ejército Popular de Liberación, dijo que las direcciones IP no son prueba de los orígenes de los hackers, y es difícil verificar el apoyo del gobierno.
La reacción entre los internautas se centró en la posibilidad de una dirección IP encubierta.
“Si yo fuera a atacar a una agencia extranjera lo haría desde una dirección IP encubierta'”, dijo un internauta chino.
Su Hao, profesor de asuntos de seguridad en la Universidad de Asuntos Exteriores de China, planteó la posibilidad de que la competencia podría ser una razón para las acusaciones de EEUU, especialmente cuando la tecnología informática de China ha dado grandes pasos en los últimos tiempos.
Algunos analistas sostienen que las recientes acusaciones podrían ser parte de un esfuerzo de grupos de presión y empresas privadas para presionar al Congreso a aprobar legislación y aumentar la financiación de la seguridad cibernética.

Publicar un comentario